IMPORTANCIA DEL EJERCICIO EN EL ALIVIO DEL DOLOR

La actividad física hace que el cuerpo libere sustancias químicas llamadas endorfinas, que impiden que las señales de dolor lleguen al cerebro. Estas sustancias también pueden ayudar a aliviar la ansiedad y la depresión, condiciones que hacen que el sufrimiento sea más difícil de controlar.

Ejercicios específicos pueden ser empleados para fortalecer los músculos que se encuentran alrededor de las articulaciones. Por ejemplo, trabajar los músculos de las piernas puede convertirse en un bálsamo para las rodillas con artritis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *