LAS MALAS POSTURAS AFECTAN A LOS DISCOS INTERVERTEBRALES

En nuestro día a día adoptamos posturas durante periodos prolongados de tiempo, o bien realizamos esfuerzos con manejo de cargas, provocando grandes y continuas presiones sobre los discos  intervertebrales.

Los discos intervertebrales requieren de una adecuada concentración de agua para poder llevar a cabo de manera correcta su función de amortiguación.

En la imagen les mostramos la representación de las presiones a las que se ve sometida el disco en función de la posición adoptada: 

Nachemson AL, Waddell G & Norlund AI. Epidemiology of neck and low back pain. In Nachemson AL & Jonsson E (eds.) Neck and Back Pain: The Scientific Evidence of Causes, Diagnosis and Treatment. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins, 2000, pp. 165–188

Es por ello que, la higiene postural y la ergonomía juegan un papel importante a tener en cuenta en nuestra jornada laboral y a la hora de realizar actividades, ya que en aquellos movimientos dónde las presiones sean menores, le daremos la oportunidad al disco de rehidratarse, disminuyendo la posibilidad de acelerar el proceso de deshidratación del mismo, y por tanto, nos ayudará a prevenir la aparición de hernias, protusiones, síndromes facetarios, degeneración discal, ciática, etc.

Además, la actividad física diaria favorecerá que la musculatura del tronco se encuentre fuerte y resistente para que sea capaz de absorber y repartir de forma óptima las cargas sobre nuestra columna, lo que asegura la estabilidad de la columna vertebral.

En centro DAX Tenerife disponemos de profesionales especialistas en Fisioterapia manual especializada que pueden ayudarte a mantener tu espalda en un estado óptimo, previniendo y/o tratando aquellas lesiones que derivan de nuestro día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.